Iglesia, TIC, Internet, Tecnologías de la Información, kerigma, redes sociales, Cristo, blogs, evangelio, comunidad, amor y gracia.

Nuestra misión

“...es Nuestra Misión, la misión irrenunciable de la Iglesia: la tarea de todo creyente que obra en los medios es la de ‘allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y sus verdaderas necesidades espirituales, ofreciendo a los hombres que viven este tiempo ‘digital’ los signos necesarios para reconocer al Señor’“ Benedicto XVI

jueves, 28 de abril de 2016

¿Cómo promocionar nuestros espacios virtuales católicos?


Un mensaje humano transforma. Mil campañas de marketing informan


La publicidad es importante, pero nunca puede colocarse como el objetivo de nuestras iniciativas evangelizadoras. Si lo único que nos importa es la visibilidad y la relevancia, sólo comunicaremos apariencias vacías.

Por: Nestor Mora Núñez



La red es un instrumento maravilloso para difundir materiales y evangelizar de forma directa, pero también nos plantea una serie de desafíos que no son sencillos de resolver. El principal de ellos es la visibilidad. ¿Cómo conseguir que las personas lleguen hasta nuestra iniciativa evangelizadora, cuando ya existen miles de ellas en la red? El problema se podría resumir en un par de objetivos claros: visibilidad y relevancia. (Seguir leyendo)

miércoles, 14 de mayo de 2014

¿Cómo ser omnipresente y ubícuo en las redes?

Muchas veces nos hemos preguntado cómo es posible que algunas personas estén siempre online, compartiendo artículos en las diferentes redes sociales. Seguramente nos habrá parecido que son fanáticos de las redes, que nunca se despegan del ordenador o de su celular.

No cabe duda que estos fanáticos existen, pero la capacidad de permanecer en las redes constantemente en las redes no puede alargarse a través del tiempo. Simplemente nos cansamos y saturamos de estar atentos a todo lo que podamos compartir con los demás. Afortunadamente existen herramientas que nos permiten “simular” esta presencia de forma sencilla y eficaz. Hoy les traigo tres que personalmente utilizo: Buffer, networkedblogs y rssgraffiti. Vamos a introducir brevemente cada una y después les comento cómo realizar un plan de publicaciones personalizado.

Buffer: http://www.bufferapp.com es una aplicación que nos permite automatizar y planificar la publicación textos, gráficos y enlaces en Factbook, Google+, Twitter y Linkedin. Tiene varias limitaciones, ya que según qué red, puede publicar en determinados espacios y en otros no. Por ejemplo, en Google+ únicamente permite publicar en las comunidades. En Facebook, sólo puede publicar en donde seamos administradores. En Twitter, a través de nuestra cuenta y en Linkedin, en el perfil personal y en la páginas de empresas asociadas.

Además, existen limitaciones para el uso gratuito de la aplicación, ya que se limita el número de cuentas simultáneas y el número de post que podemos planificar. De todas formas, si trabajamos con una cuenta y queremos hacer una planificación a una semana vista, nos puede servir el plan gratuito.

Networkedblogs: http://www.networkedblogs.com/ es una aplicación que funciona dentro de Facebook, pero que permite publicar también en cuentas Twitter. Con esta aplicación podemos publicar automáticamente todas las actualizaciones de blogs, páginas de noticias, páginas de Facebook, etc, siempre que tengan un enlace rss. Los enlaces rss son direcciones de la red, donde se almacena todo lo que se publica en determinado portal, blog o página. Hoy en día casi todos los espacios web tienen su canal rss, por lo que podemos publicar en nuestros espacios de Facebook y Twitter lo que se publica en espacios que seguimos y que queremos que nuestros seguidores y amigos conozcan. Esto permite que nuestros espacios Facebook y Twitter  estén siempre actualizados a la última, sin que tengamos que mover un dedo. Por ejemplo, podemos publicar las noticias que san en news.va automáticamente.

Networkedblogs tiene una arquitectura que permite dirigir un canal rss a varios espacios Facebook y Twitter, por lo que sólo tenemos que elegir una serie de espacios que queremos que sean referencia en nuestros perfiles y enlazarlos a través de esta aplicación. Lo que se publique en este espacio, aparecerá en nuestros espacios sociales, automáticamente.

RssGraffiti: http://apps.facebook.com/rssgraffiti también es una aplicación que funciona dentro de Facebook. Es similar a Networkedblogs, pero funciona llevando muchos canales rss a un espacio Facebook. Esto nos permite recolectar noticias y actualizaciones para que se publiquen en un espacio que nos interese: perfil personal o grupos o perfil personal. No permite la publicación en Twitter, por lo que está limitado al universo Facebook. Es más fácil de manejar que Networkedblogs, pero también más limitado.
¿Cómo podemos hacer un plan personal de publicaciones en nuestros espacios sociales. Lo primero es tener claro qué espacios tenemos y qué tipo de información queremos en ellos. Eligiremos Networkedblogs, si queremos que las actualizaciones de un canal rss vayan a muchos destinos Facebook y Twitter. RssGraffiti, si queremos que varias fuentes de noticias vayan a un espacios Facebook. Utilizaremos Buffer para programas nuestra presencia personal de forma que publiquemos a determinadas horas del día, sin tener que estar presentes.

¿De dónde podemos sacar nuestras noticias? Esta pregunta no es sencilla, ya que hay tantas fuentes de información rss que tendremos que buscar una o varias que den dinamismo a nuestros espacios, sin saturarlos. Pensemos en que podemos publicar las actualizaciones de 2 a 10 blogs que son de nuestro interés y las noticias procedentes de uno o dos portales. Lo ideal es que no se publique mucho más de una vez cada media hora, ya que si lo superamos, estaremos fastidiando a nuestros seguidores, ya nos convertiremos en la presencia constante de su muro. No hay que pasarse con el afán de protagonismo o terminaremos sin seguidores y amigos.

Por otra parte, la misión del evangelizador no es estar presente en las redes, sino intentar hacer presenta a Cristo entre los hombres. Es fácil desviar el protagonismo del Señor y erigirse como representante o interlocutor privilegiado. Hay que tener cuidado porque la soberbia y le orgullo pueden ahogar y destrozar cualquier intento de evangelización.

Por ello es interesante diversificar los temas en espacios adecuados. Utilizar nuestro perfil personal para todo, puede ser un verdadero desastre, ya que puede terminar siendo un espacio donde no exista una mínima coherencia. En Facebook tenemos la posibilidad de crear grupos y páginas, que reúnan a personas interesadas por temáticas concretas, lo que nos permite descargar nuestro perfil personal. Además, nuestro perfil personal debería de reflejar que somos personas normales y no fanáticos extremos de las redes sociales.

Otra consideración interesante es la necesidad de que la oración esté presente. Sobre todo cuando nos relacionamos con amigos y seguidores. Que nadie nos confunda con una agencia de noticias. Las personas de carne y hueso valoran la cercanía y le afecto, por encima del número de publicaciones diarias, los “me gusta” que recojamos y os retweets que hayamos conseguido. Orar por un amigo o seguidor, es mejor de diez millones de “me gustan”, ya que es lo que realmente nos pone en conexión a través de la Comunión de los Santos.



martes, 15 de abril de 2014

Comunicando con imágenes

Es por todos conocido que la comunicación que se refuerza con elementos multimedia es mucha más efectiva que la que se realiza a través de un sólo medio. Imagen, mensaje escrito y si es posible, sonido, pueden ayudarnos a comunicar un mensaje.
La redes sociales son especialmente sensibles a unir medios para transmitir mensajes con efectividad, por lo que cada vez se transmiten más mensaje utilizando un frase corta, colocada en un suporte visual que sea atractivo.

Les pongo algunos ejemplos de esta técnica para que vean y lean a lo que me refiero:

¿cómo realizar este tipo de mensajes. Lo primero es hacerse con un programa de edición gráfica como puede ser Gimp, que además de potente es gratuito. Las siguientes consideraciones son más bien técnicas:


  1. Hay que tener clara la frase que se desea utilizar, ya que sin el mensaje no es sencillo encontrar la imagen que mejor puede conducir el mensaje. 
  2. Una vez tenemos clara la frase, hay que considerar el formato que tendrá la imagen. Lo más habitual es elegir jpg o png con una dimensiones de 640 punto de ancho y 400, 360, 300, 240 o 200 de alto. Depende del tamaño de la frase la altura correspondiente. De todas formas siempre es posible cambiar la altura cuando veamos que sea necesarios. Los programas de edición gráfica permiten cambiar de formato con cierta facilidad, siempre que guardemos las proporciones originales de la imagen.
  3. Elegir la imagen. Lo más ético es utilizar bancos de imágenes gratuitas libres de copyrights o imágenes realizadas por nosotros mismos.
    De todas formas, lo importante es no utilizar imágenes que claramente expliciten que tienen copyrights y que vengan marcadas para que las utilicemos sin permiso explícito. Existen muchos repositorios donde es posible acceder para encontrar imágenes gratuitas, pero la contrapartida a que las imágenes vengan libres de derechos es que tendremos que buscar bastante antes de dar con la que es más adecuada. Aquí tienen algunos de los repositorios de imágenes gratuitas que son más habituales: http://www.morguefile.com/, http://sxc.hu/, http://search.creativecommons.org/, http://openphoto.net/, http://www.public-domain-photos.com/, etc.
  4.  La elección de la imagen es crucial, ya que de es lo primero que llama a leer lo que viene escrito junto a ella. Hay que tener cuidado cuando se elijen las imágenes, ya que tenemos que pensar qué tipo de reacción queremos tener en quien lo vea. No pensemos una reacción única, sino en que puede que una misma imagen produzca empatía en determinadas personas y rechazo en otras.
    Si la frase busca difundirse entre todo tipo de personas, no debe de utilizar elementos que sesguen el mensaje. Si quedemos atraer mediante la polémica, si es interesante buscar una imagen que propicie las discrepancias. En el caso de mensajes eclesiales hay que ser muy cuidadoso, ya que la unidad es un bien que no debería de ponerse en cuestión por la búsqueda del impacto mediático. El marketing es una herramienta que podemos utilizar, pero nunca debe propiciar que el mensaje quede desvirtuado. Es decir, el mensaje cristiano no debe ser ajustado para ser "vendido" de forma eficaz, ya que esto podría en cuestión la misma esencia del mensaje que queremos difundir.
  5. La localización del texto debe ser adecuada para que no se pierda la visión de la imagen que debe transportarlo y ofrecerlo.
    Normalmente se suele buscar una esquina, cuando la imagen es central. Cuando la imagen se puede desplazar hacia un lateral, ganamos espacio para colocar la frase de forma clara. 
  6. Otro factor importante son las condiciones estéticas de la letra empleada. Debe contrastar con el fondo y ser legible. La tipografía empleada debe adecuarse al mensaje que se entrega. No es lógico utilizar un tipo de letra desenfadada cuando el mensaje es serio. El color de las letras suele ser muy claro o muy oscuro dependiendo del fondo donde serán insertadas.
  7. Cualquier red social es suceptible de utilizarse para difundir las imágenes, pero las mejores son las que están especializadas en el intercambio gráfico. Por ejemplo Pinterest, Tumblr, Instagram, etc.
Espero que estos consejos le sean útiles. Pueden ponerlos en práctica ya mismo. Está en sus manos.

jueves, 10 de abril de 2014

Perturbadores III (Trolls)

Los trolls son una de las plagas más conocidas y extendidas dentro de las redes sociales. Recientemente, las universidades canadienses de Manitoba, Winnipeg y British Columbia han publicado un interesante estudio sobre estas peculiares personas. El estudio se denomina: “Trolls just want to have fun”, Los trolls solo quieren divertirse.

Entre los internautas entrevistados el 5,6% reconocía que actuaban como trolls y que disfrutaban con ello, "trolleando" a los demás. Los investigadores indican que es posible que el número de internautas que realmente hacen de trolls en alguna ocasión, puede estar cercano al 50%

"Los trolls que se reconocen como tales, indica que “gastan” 11 horas a la semana a su afición a molestar. Entre los casos registrados, un individuo reconoció pasar 79 horas a la semana actuando de troll. Esta cantidad de horas se corresponde al doble de la jornada laborar semanal.

Las características psicológicas de los trolls se basan en la psicopatía, narcisismo, maquiavelismo y sadismo. Siendo el sadismo la que más frecuentemente aparecía. Los trolls son sádicos en dos variantes: sadismo directo, al disfrutar provocando daño a un tercero, y sadismo indirecto, que se manifiesta por ejemplo al gozar con chorros de sangre realistas en los videojuegos. Disfrutan viendo sufrir a la gente.

Esta peculiaridad nos permite darnos cuenta que la diversión es lo que les motiva y si esta diversión no existe, el trolls cogen las maletas rápidamente y se marchan a buscar otra víctima. ¿Cómo conseguir que la diversión no se produzca? Les recomiendo las siguientes actitudes:
  •  No evidenciar disgusto o fastidio. Si el troll no encuentra su alimento, desaparece. Si contestamos amablemente y les agradecemos sus comentarios, reseñando que hemos encontrado algo positivo en sus mensajes, se esfuman en la mayoría de los casos.
  •  Cuando no desaparecen, la siguiente opción ignorar su acción. Tras un tiempo, seguramente se termine por marchar, pero a veces el problema no que no le contestemos. A veces lo que les motiva es algo que se dice en nuestro blog y emprenden una “apasionante y justa” cruzada contra nosotros.
  •  Si ignorar al troll no da resultado, nos quedan dos opciones: bloquear su acceso a nuestro blog/contenidos en la red social o impedirle hacer comentarios. La primera opción no es siempre posible, pero la segunda siempre está en nuestra mano.

 Pero no todos los trolls son malintencionados. Mi experiencia me ha llevado a encontrarme también con trolls buenos y bien intencionados. Es decir, personas que amablemente te tienen dando vueltas a un tema durante días, semanas o meses. Su intención es loable y su comportamiento sincero, pero generan estrés con sus constantes comentarios y sobre todo, hacen perder mucho tiempo. En estos casos, lo mejor es cerrarles el acceso a nuevos contenidos sin demostrar fastidio. Simplemente notarán que publicas menos o dejas el tema que es tan importante para ellos. Normalmente esto les calma y terminan por buscar otros espacios más divertidos u otras personas que les respondan según ellos desean.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...