viernes, 21 de noviembre de 2014

"...que las Iglesias no sean “negociantes”, la redención de Cristo es gratuita" Papa Francisco

En la homilía de esta mañana (21/11/2014) en la Casa Santa Marta, hoy, el Papa Francisco nos ha dicho: Francisco en Sta. Marta:«que las Iglesias no sean “negociantes”, la redención de Cristo es gratuita» 
 
"El Papa añade: “Nosotros sabemos lo que dice Jesús a los que son causa de escándalo: ‘Mejor ser echado al mar’”. “Cuando los que están en el Templo, sean sacerdotes, laicos, secretarios, que tienen que manejar la pastoral del templo- se convierten en negociantes, el pueblo se escandaliza. Y nosotros somos responsables de esto. También los laicos, ¿eh? Todos. Porque si hoy veo que en mi parroquia se hace esto, debe tener la valentía de decírselo al párroco a la cara. Y la gente sufre ese escándalo. Es curioso: el Pueblo de Dios sabe perdonar a sus sacerdotes, cuando tienen una debilidad, resbalan hacia un pecado…. Saber perdonar. Pero hay dos cosas que el Pueblo de Dios no puede perdonar: un sacerdote cogido al dinero o un sacerdote que maltrata a la gente."

En estos tiempos la #evangelización en las redes necesita de claridad de ideas y capacidad de comunicación. Un ejemplo lo tenemos en las palabras del Papa de hoy. Si nos fijamos en la frase que acompaña a este titular, cualquier desaprensivo puede decir que el Papa ha dicho que la Iglesia no es necesaria y que ya estamos salvados. Así de simple, dentro de unas horas nos encontraremos con cientos de miles de personas que defiendan la lectura errónea de las palabras del Papa. 

La salvación tiene un inmenso precio para nuestro egoísmo postmoderno y relaticista: nuestro Sí al Señor. Es gratuita cuando se acepta a Cristo con todas las consecuencias. La Iglesia es el Cuerpo de Cristo en la Tierra ¿No va a ser necesaria la presencia real de Cristo entre nosotros? 

¿Qué hacer con una persona que se emperra en destruir haciendo uso de las palabras del Papa? 

  • Ser conscientes de que esta persona o necesita formación o tiene un sufrimiento tal, que el sufrimiento le hace intentar repartir el dolor que sufre entre las demás personas. 
  • Tratarla con caridad, sin atacarla en su personas. Ya está suficientemente dolorida como para apalearla adicionalmente. 
  • Ser firmes con la interpretación correcta de la gratuidad de la salvación y la necesidad de la Iglesia. No hace falta ser violento para defender con firmeza y claridad, lo que Cristo y la Iglesia nos enseñan 
  • Orar por el Papa. Nadie puede negar que las palabras del Papa se utilizan contra la Iglesia demasiado a menudo. Hay que pedir al Espíritu Santo que le ilumine para que sea capaz de comunicar claramente el maravilloso mensaje de Cristo. 
)

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Cada paso hacia la santidad hace a las personas mejores, dijo el Papa Francisco

Siempre y en todo lugar se puede ser santo, es decir, abrirse a esta gracia que trabaja dentro de nosotros y nos lleva a la santidad. ¿Eres padre o abuelo? Sé santo enseñando con pasión a los hijos o nietos a conocer y seguir a Jesús. Y se necesita tanta paciencia para esto, para ser un buen padre, un buen abuelo, una buena madre, una buena abuela, se necesita tanta paciencia, y en esta paciencia llega la santidad: ejercitando la paciencia. ¿Eres catequista, educador o voluntario? Sé santo convirtiéndote en signo visible del amor de Dios y de su presencia junto a nosotros. He aquí: cada estado de vida conduce a la santidad, ¡siempre! En tu casa, en la calle, en el trabajo, en la Iglesia, en ese momento y con el estado de vida que tú tienes, ha sido abierto el camino hacia la santidad. No se desanimen de ir por este camino. Es justamente Dios quien te da la gracia. Y lo único que nos pide el Señor es que estemos comunión con Él y al servicio de los hermanos.

La santidad es la respuesta que Cristo nos ha señalado para enfrentar cualquier problema que tengamos en el mundo. Como personas y como Iglesia.

Como #Evangelizadores en las redes, es interesante darnos cuenta que la santidad juega un doble papel en nuestra misión. Por una parte es una exigencia interior, que se desarrolla a través de la oración, los sacramentos y la Gracia que Dios nos entrega. Por otra parte, la santidad se podría decir que es el grado de transparencia que tenemos, a la hora de comunicar y hacer presente a Cristo a los demás.

Nuestra actitud como #Evangelizadores en la redes es fundamental. El primer contacto con Cristo que tendrán muchas personas, serán nuestras palabras y nuestra actitud. Si somos conscientes de la importancia de ser lo más transparentes posibles a la presencia de Dios, más importancia daremos a la santidad en nuestras vida.

martes, 18 de noviembre de 2014

¡Las apariencias! Cristianos de apariencia… ¡Están muertos! Papa Francisco

Hoy en la Homilía de Santa Marta, el Papa nos dice: " ¡Las apariencias! Cristianos de apariencia… ¡Están muertos! "

“¿Yo soy uno de estos cristianos de apariencias? ¿Estoy vivo dentro?, ¿tengo una vida espiritual? ¿Siento al Espíritu Santo?, ¿escucho al Espíritu?, ¿voy adelante, o …? Pero, si parece que todo está bien, no  tengo nada que reprocharme: tengo una buena familia, la gente no habla mal de mí, tengo todo lo necesario, estoy casado por la Iglesia… estoy ‘en gracia de Dios’, estoy tranquilo. ¡Las apariencias! Cristianos de apariencia… ¡Están muertos! Pero hay que buscar algo vivo dentro y con la memoria y la vigilancia, reavivar esto para que vaya adelante. Convertirse: de las apariencias a la realidad. De la tibieza al fervor”.

¿Vivimos de las apariencias? ¿Somos tibios? ¿Estamos cómodos espiritualmente y nos quedamos quietos?

Como #Evangelizadores en las redes, nos vamos a encontrar con personas que nos recriminen por nuestra propia dinámica. Personas que nos digan que somos unos pesados que siempre estamos con lo mismo. Es evidente que quien es frío o caliente, desagrada a quien es tibio, aparente, cómodo. Felices de nosotros si desagradamos por llevar la Palabra de Dios a quienes lo necesitan, les incomode o no.

En las redes sociales es muy normal funcionar por chismes y que nos pongan de tal o cual cosa por privado. No pasa nada. Vamos en buen camino.

jueves, 13 de noviembre de 2014

«el Reino de Dios crece en silencio, no es un espectáculo» Papa Francisco

En la homilía de esta mañana (13/11/2014) en la Casa Santa Marta, hoy, el Papa Francisco nos ha dicho: Francisco en Sta. Marta:«el Reino de Dios crece en silencio, no es un espectáculo» 

 “El Reino de Dios es humilde, como la semilla: humilde pero se hace grande, por la fuerza del Espíritu Santo. A nosotros nos toca dejarlo crecer en nosotros, sin vanagloriarnos: dejar que el Espíritu venga, nos cambie el alma y nos lleve adelante en silencio, en paz, en la quietud, en la cercanía a Dios, a los demás, en la adoración a Dios, sin espectáculos”. 

 Como ”#Evangelizadores en las redes”, hemos sido enviados a proclamar el Reino de Dios. Reino que no es de este mundo y que, por lo tanto, no se ajusta a nuestro concepto de dominio. El Reino de Dios se deposita dentro de nosotros cuando la Palabra de Dios llega a nuestros corazones Allí crece y se fortalece para dar lugar a un gran árbol, donde anidan los pájaros. No cabe duda que es complicado pensar que un simple evangelizador puede hacer que cresca el árbol del Reino dentro de de otra persona. Pero la verdad es que nosotros sólo lanzamos la semilla y el resto es cuestión del diálogo íntimo entre el Señor y cada uno de nosotros. Lancemos la Palabra de Dios a los corazones que nos quieran escuchar. Oremos para que alguna de esas semillas caiga en buena tierra y de rendimiento de ciento por uno. El responsable de ese milagro siempre es el Señor.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

«La actitud de un ministro no puede ser nunca autoritaria, sino misericordiosa y comprensiva» Papa Francisco

En la audiencia de esta mañana (12/11/14) en la plaza de San Pedro,, el Papa Francisco nos ha dicho: «La actitud de un ministro no puede ser nunca autoritaria, sino misericordiosa y comprensiva» 

De hecho, un Pastor que es consciente de que su propio ministerio brota únicamente de la misericordia y del corazón de Dios nunca podrá asumir una actitud autoritaria, como si todos estuvieran a sus pies y la comunidad fuera de su propiedad, su reino personal. La conciencia de que todo es un don, todo es gracia, ayuda a un Pastor también a no caer en la tentación de colocarse en el centro de la atención y de confiar sólo en sí mismo. Ay si un obispo, un sacerdote o un diácono creyeran que lo saben todo, que tienen siempre la respuesta justa para todo y que no necesitan de nadie. Al contrario, la conciencia de ser él en primer lugar objeto de la misericordia y de la compasión de Dios debe llevar a un ministro de la Iglesia a ser siempre humilde y comprensivo hacia los demás. También en la conciencia de ser llamado a custodiar con valor el depósito de la fe (cfr 1 Tm 6,20), él se pondrá a la escucha de la gente. Es consciente, de hecho, de tener siempre algo que aprender, también de aquellos que pueden estar aún lejos de la fe y de la Iglesia. Con los propios hermanos, además, todo esto debe llevar a asumir una actitud nueva, marcada por la compartición, la corresponsabilidad o la comunión. 

 Como ”#Evangelizadores en las redes”, también tenemos que ser conscientes que la misión que Dios nos ha dado es un don. Un don que no depende de nuestras capacidades personales, sino de la misericordia de Dios, que actúa a través de su Gracia. También estamos llamados a custodial del depósito de la Fe, ya que a través de nosotros, muchas gentes conocerán lo que Cristo nos revelado. No sólo los Evangelios son importantes, también la Tradición Apostólica y el Magisterio eclesial. Por lo tanto, no podemos dejar de proclamar la Verdad, que es Cristo, de forma completa. Sesgar la Revelación para que sea menos escandalosa al mundo de hoy, es sembrar confusión innecesariamente.

martes, 11 de noviembre de 2014

"Que los cristianos no transformen el servicio en poder" Papa Francisco

En la homilía de esta mañana (11/11/2014) en la Casa Santa Marta, hoy, el Papa Francisco nos ha dicho: Francisco en Sta. Marta: «Que los cristianos no transformen el servicio en poder» 

Los discípulos – añadió el Papa – “se adueñaban del tiempo del Señor, se adueñaban del poder del Señor: lo querían para su grupito”. Y después – dijo – “se adueñaban de esta actitud de servicio, transformándolo en una estructura de poder”. Algo que se comprende observando la discusión acerca de quién era el más grande entre Santiago y Juan. Y la madre – afirmó el Santo Padre – que “va a pedir al Señor que uno de sus hijos sea el primer ministro y el otro el ministro de economía, con todo el poder en sus manos”. Esto sucede también hoy cuando “los cristianos se vuelven patrones: patrones de la fe, patrones del Reino, patrones de la Salvación”. Esto – constató el Papa – “sucede, es una tentación para todos los cristianos”. En cambio el Señor – dijo – nos habla de servicio: “servicio en humildad”, “servicio en esperanza, y ésta es la alegría del servicio cristiano” 

 Como ”#Evangelizadores en las redes”, tener que tener claro que la vocación del cristiano y su misión, se resume en una palabra: servicio. Servicio desinteresado y gratuito. Nuestras accion es no buscan el éxito de nuestra sociedad. No buscamos ser los que evangelicemos a todas las personas ni quienes encuentren la máquina de la conversión automática. No es posible evangelizar a quien no necesite de la Buena noticia. Sólo el Señor puede convertir el corazón del ser humano. Quien tiene mayor responsabilidad, es quien debe servir a los demás. Quien tiene un blog de éxito, no lo tiene para sí, sino para que Dios se transparente a través suya. Quien es capaz de mover a cientos de personas en las redes, no lo hace para su éxito, sino para que Dios esté presente en medio de ellos. Como dice el Papa, servir necesita humildad y sobre todo sabernos inútiles por nosotros mismos. Es la Gracia de Dios la que opera a través nuestra, si le dejamos...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...